Presidente JS en ElMuro.cl : “A la gente le interesa que el mundo político y los políticos hagan lo que dicen”

discurso

Francisco Melo e Isabel Allende: “No era el momento del PS para dejar fuera a su mayor figura”

El presidente de los jóvenes socialistas agrega que “Ella aglutinaba a una gran mayoría. Y eso quizás explica la situación en que nos encontramos hoy, donde no tenemos una candidatura presidencial clara”.

“Es evidente de que existe un ambiente de encrispación. Y no solo en lo político, sino en lo social y cultural. Es cosa de ver lo que sucede con el tema de los indígenas, las demandas feministas y ahora con el tema de los inmigrantes. Hay, por lo tanto, una serie de desafíos muy importantes que se vienen a futuro”.

Francisco Melo ganó las elecciones internas de la Juventud Socialista en abril –con el 50% de los votos- y estará a la cabeza de la organización hasta el 2017.

El líder de la JS tiene claro que no son buenos tiempos para arrimarse a las estructuras clásicas de los partidos políticos. Y lo sabe bien ya que reconoce que lo que rodea no solo al mundo político, sino que a buena parte del quehacer nacional tiene que ver con encriptación.

-Todo, en medio de un cambio importante del electorado, ahora mucho más reducido y hasta marginal respecto de grandes masas que prefieren mantenerse a un lado de las decisiones electorales…

-Pero de todas maneras creo que resulta aventurado definir qué es exactamente lo que sucederá con el electorado. Es cierto que ha existido una merma importante, pero para nosotros lo más relevante es que esa merma se ha producido precisamente en el mundo de los electores que nosotros como Nueva Mayoría representamos. Por eso es que los partidos y sus juventudes tienen un desafío enorme a fin de reencantarlos nuevamente. Y más que eso: sumar a nuevos electores a nuestro sector. Para eso hay que crear nuevos puentes.

-¿Tienes claridad respecto de las razones por las que se ha ido un número importante de electores de la centroizquierda?

-Primero, porque no hemos comunicado de buena manera nuestras reformas. La gente se ha sentido pasada a llevar o siente que no hemos cumplido sus expectativas. Creo que hay una serie de factores que han intervenido en ese alejamiento, los que hay que analizar con cuidado.

-¿Y hay tiempo para recuperar ese electorado para la próxima presidencial?

-Sí, hay tiempo. Pero para ello debemos tener buenas definiciones presidenciales. No solo eso, sino también un proceso reflexivo y programático que nos permita pensar lo que debe ser el Chile del siglo XXI y no quedar anclados en el del siglo XX.

-¿Y tienes claridad respecto de cuál debiera ser el elemento programático clave que debiera volver a reencantar al electorado concertacionista que hoy se muestra decepcionado?

-Hay una cuestión clave y que no solo tiene que ver con nuestro sector: recuperar la confianza en las instituciones. Y algo clave: que el mundo político y los políticos hagan lo que dicen. Esa es una cuestión que le interesa mucho a la gente. Y creo que es una preocupación transversal, que va más allá de nuestro sector.

-El tema es que las juventudes políticas han casi desaparecido de espacios donde siempre estuvieron, como las federaciones universitarias, hoy en manos de la izquierda y colectivos de tono más anárquico y difuso. ¿Qué autocrítica hacen de esa pérdida importante de espacios?

-Es cierto que el mundo de los jóvenes se ha ido alejando de la política tradicional. Nuestra autocrítica es que debemos trabajar más para recuperarlo. Y hay otros elementos a considerar, como que debemos ponernos al día respecto de las cosas y temas que hay a nivel global. No debemos hacer más política hacia adentro, para los propios partidos, porque eso no tiene ningún sentido. Y por eso mismo es que tenemos planeado para que los próximos dos o tres meses convocar a las juventudes políticas de la Nueva Mayoría y también a gente de revolución Democrática y el Movimiento Autonomista para que compartamos reflexiones del Chile del siglo XXI. En ese sentido, estoy seguro que las matrices de análisis serán cercanas, pero también es bueno ver los disensos. Lo importante es hacer mejor política y siempre más vinculada a la ciudadanía.

PS iconoclasta

-Pasemos a temas más actuales y contingentes. ¿Cómo analizas lo que pasó hace unos días con Ricardo Lagos en el encuentro socialista en donde fue abucheado? En otras palabras: ¿qué tuvo que pasar en estos años para que se viera una escena como esa?

-El PS es un partido profundamente iconoclasta. En su historia siempre ha generado una vinculación extraña con sus grandes liderazgos. Con Lagos pasa algo parecido. Junto a ello se suma el hecho de que los nuevos cuadros del partido lo ven de manera más lejana. Puede que tenga algún apoyo en sectores del PS, pero creo que hay una alta extrañeza y distancia en un mundo político nuevo y del que, por ejemplo, yo formo parte. Hay un reconocimiento de los aportes que hizo, pero también reconocimiento en cuanto a que se requieren nuevas ideas y nuevas manos para que se construya el Chile del futuro. No es que haya sido una situación anti-Lagos, sino que fue algo que tiene que ver con las ideas y lo que hoy sucede en el país. También por parte del ex presidente Lagos han existido declaraciones que van en contra de las juventudes políticas del gobierno. Ha existido un tira y afloja.

-¿Con Insulza les sucede algo parecido que con Lagos?

-Lo que pasa es que tienen una diferencia importante: a Insulza lo he visto muchas veces hacer política dentro del partido. Eso la gente y los militantes lo valoran. Lo mismo pasa con Fernando Atria. Insulza y Atria participan del PS y ambos aportan nuevas ideas.

-¿Crees que fue un error de Isabel Allende haber bajado su opción presidencial de manera tan temprana?

-Tuve con ella una conversación cercana, pero prefiero mantenerla en reserva. Lo que sí pienso es que no era el momento del PS para dejar fuera de carrera a su mayor figura. Ella aglutinaba a una gran mayoría. Y ello quizás explica la situación en que nos encontramos hoy, donde no tenemos una candidatura clara.

-¿Lo de Alejandro Guillier lo ven con entusiasmo o todavía tienen ciertas dudas respecto del contenido de su posible candidatura?

-Es una figura importante. Creo que la política tradicional debe generar vinculación con los nuevos liderazgos que van surgiendo. Es muy relevante el recambio en las conducciones políticas. Más todavía en los tiempos que vivimos. Ahora, estoy claro que cambiar rostros no es cambiar de ideas, pero estoy claro que oxigenar la política es muy positivo.

-Si Guillier aparece encumbrado en la próxima CEP, ¿tiene sentido seguir alargando una definición presidencial? ¿No sería más efectivo ponerse a trabajar por el mejor posicionado y no extender más el asunto?

-Paso a paso. Tenemos una primaria el 2 de julio y creo que a Guillier le hace bien medirse. Es importante es generar un programa. Al final, me parece que la instancia de la primaria general tiene más pros que contras. Lo importante es que los candidatos tengan sus propios desarrollos.

-Por último, ¿es imprescindible contar con el PC en una próxima alianza o hay que analizar los beneficios y costos de tener como socios a los comunistas?

-Es imprescindible tenerlos en la alianza. Primero por un tema de mayorías políticas, pero también porque le entrega una matriz y reflexión distinta a la Nueva Mayoría. La DC y el PC nos permiten ser la gran coalición que somos y que permite entregar estabilidad al país. Lo importante es aprender a convivir.

EL MURO

Jueves 29 de diciembre de 2016

http://elmuro.cl/francisco-melo-e-isabel-allende-no-era-el-momento-del-ps-para-dejar/elmuro/2016-12-29/132524.html