Nicole Cardoch, presidenta JS: “Desde la DC al FA pretendemos jugar un rol vinculador”

Nicole Cardoch, presidenta de la Juventud Socialista indicó que no creen en el fin de la NM y que se proyectan en lograr “un entendimiento con las fuerzas del FA”.

ElSiglo.cl – La presidenta de la Juventud Socialista (JS), Nicole Cardoch, observa con atención por estos días las estrategias que se analizan para asegurar que las presidencias de la Cámara de Diputados y del Senado queden en manos de las fuerzas de oposición al próximo Gobierno de Sebastián Piñera.

“Hemos puesto toda nuestra voluntad y capacidad de lograr un acuerdo y  entendimiento de todas las partes para hacer frente a esta agresiva agenda de retrocesos que se instalará” con una administración de derecha, remarca en conversación con El Siglo.

Una de las conclusiones del pleno del Partido Socialista, realizado el sábado 6 de enero, es que se debe impulsar la unidad de las fuerzas progresistas. La colectividad remarcó que promoverán el entendimiento desde la Democracia Cristiana al Frente Amplio, ¿crees que se logrará?

En torno a este desafío que es la unidad de las fuerzas progresistas, y de todas las fuerzas de oposición en general al Gobierno que se instalará el próximo 11 de marzo, hay varios pasos que ya hemos dado. Hemos empezado a conversar, desde las estructuras juveniles hasta la estructura del partido, con los distintos actores como lo mencionamos en la síntesis de nuestro Pleno, desde la DC al Frente Amplio, porque ese es el norte en torno al cual pretendemos jugar un rol vinculador. En lo más concreto, las negociaciones de las presidencias de las Cámaras (de Diputados y del Senado), para que efectivamente presidan fuerzas de oposición, es el primer desafío en el que hemos puesto toda nuestra voluntad y capacidad de lograr un acuerdo y entendimiento de todas las partes para hacer frente a la agresiva agenda de retrocesos que se instalará.

Respecto a estas negociaciones, ¿qué han realizado a nivel interno?

Estamos tratando de armar un entendimiento con todas las fuerzas desde la actual Nueva Mayoría hasta el Frente Amplio, dando todas las garantías a los actores de que efectivamente se entienda esto como el bien común, más allá de la discusión de A o B nombres. Acá lo importante es alcanzar un entendimiento de que la presidencia de ambas Cámaras esté dentro de las fuerzas de oposición durante los próximos cuatro años.  Hemos trabajado en esto y ya logramos la incorporación del senador electo (Juan Ignacio)  Latorre de Revolución Democrática, a la bancada del PS en el Senado, lo que es un hecho positivo para nosotros. Las fuerzas de oposición podemos ser mayoría en ambas Cámaras y así lograr la presidencia, serán posiciones de trinchera para todo lo que pueda ocurrir en el futuro gobierno.

En las últimas semanas se ha hablado del fin de la Nueva Mayoría e incluso del impulso de una nueva coalición.

El poner fin a una coalición cuando todavía tenemos un Gobierno que no termina, es una señal muy mala. Nosotros hemos afirmado nuestro domicilio dentro de la Nueva Mayoría, proyectándolo sí para el futuro con un entendimiento que, más allá de si pasa por una coalición formal o una institucionalidad determinada, pasa por un entendimiento con el mundo del Frente Amplio que es un agente determinante en términos legislativos y también en nuestro trabajo al interior de los territorios, de los distintos distritos y en el trabajo que se puede proyectar en los próximos cuatro años.

Y añade: “No creemos en el fin de la Nueva Mayoría, pero sí en esta proyección de un entendimiento con las fuerzas del Frente Amplio. Estamos conscientes de que pueden haber muchos sectores o algunos personajes de la NM que pueden haber dado por muerta esta coalición, pero nos centraremos en terminar el Gobierno de la Presidenta (Michelle) Bachelet hasta el último día con una coalición unida. Más allá de si el nombre es o no Nueva Mayoría o tenemos una coalición formal dentro de los próximos años con el Frente Amplio, lo importante es avanzar en un entendimiento”.

La DC ha señalado que está en reflexión, pero todavía no habla de unidad. ¿Qué te pareció la renuncia de los 31 militantes?

Es bien delicado para un dirigente de un partido político referirse a los momentos complejos que están viviendo las otras fuerzas. Encontramos en la DC un aliado histórico en el entendimiento de las fuerzas del centro y de la izquierda durante los años de la Concertación y del Gobierno de la Nueva Mayoría. El proceso que ellos deben pasar de reflexión, que entiendo comienza en su Junta Nacional de fines de enero, tiene que ser también sobre la base de todo aquello que une al mundo de la DC con las conquistas y logros de la centroizquierda.

Piñera gobernará con un Congreso fragmentado. ¿Qué esperas tú de la próxima administración?

Hemos escuchado una agresiva agenda de retrotraer algunas reformas que se han instalado en el Gobierno de Bachelet. Piñera ha planteado comenzar a hacer los cambios desde el primer día. Esperamos que las fuerzas de oposición de ambas Cámaras del Congreso, como también las que se puedan dar en los movimientos sociales, logren este objetivo que es la unidad para hacer frente a un retroceso que se dará en torno a conquistas por las cuales luchamos por bastante tiempo, que hoy son realidad y por las cuales no vamos a transar.