Libertad para la Machi Francisca Linconao

libertad

La Juventud Socialista de Chile manifiesta su preocupación por la situación que afecta a la Machi Francisca Linconao y recuerda que el uso de la prisión preventiva debe ser compatible con el principio de presunción de inocencia y el derecho a la libertad personal, reconocidos tanto en nuestra Constitución como en los Tratados Internacionales ratificados por Chile.
 
Se suma a lo anterior, que la privación de libertad que afecta a la Machi se ve agravada por su delicado estado de salud, motivo por el cual ha debido permanecer internada en diversos recintos hospitalarios de la región de la Araucanía, lo cual además interfiere con el rol espiritual que ostenta en su comunidad.
 
Es por esto que la Juventud Socialista de Chile se suma al repudio nacional e internacional por la detención preventiva de la Machi y exige su liberación acorde al artículo 10 N° 2 del Convenio N° 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que señala que los tribunales llamados a pronunciarse sobre cuestiones penales que involucren a miembros de pueblos indígenas, deberán dar “preferencia a tipos de sanción distintos del encarcelamiento”.
Solicitamos a su vez, que se analice y reformule la Ley Antiterrorista en los casos relacionados a pueblos originarios, ya que es una ley que no deja ni siquiera el espacio a la presunción de inocencia y que genera incluso condenas previas a un proceso investigación, violando los tratados internacionales sobre el debido proceso y el respeto a la dignidad de las personas.
 
Además, llamamos a un nuevo trato del Estado con las naciones presentes en el territorio. Independiente del gobierno de turno, requerimos un diálogo distinto desde una nueva perspectiva y con otros códigos, para afrontar esta problemática histórica acorde con el Chile intercultural del siglo XXI.
http://www.24horas.cl/nacional/juventud-socialista-pide-la-liberacion-de-machi-y-revision-de-ley-antiterrorista–2237722
http://www.laopinon.cl/noticia/sociedad/juventud-socialista-se-suma-y-pide-la-liberacion-de-la-machi-francisco-linconao